Novedades en cuanto al cómputo de plazos
16970
post-template-default,single,single-post,postid-16970,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¿SABÍAS QUE LA NUEVA LPAC HA INTRODUCIDO NOVEDADES EN CUANTO AL CÓMPUTO DE PLAZOS?

Entre las numerosas modificaciones incluidas en la nueva Ley 39/2015, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas se encuentran algunos importantes cambios en lo referente al cómputo de plazos.

 

¿Sabes cuáles son esos cambios?

El próximo día 2 de octubre tendrá lugar la entrada en vigor de la nueva Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPAC), la cual ha introducido novedades importantes en diferentes aspectos del procedimiento administrativo tradicionalmente regulado por la Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común (LRJPAC).

De igual forma, junto con la referida LPAC, ese mismo día entrará también en vigor la Ley 40/2015, de 1 de octubre, del Régimen Jurídico del Sector Público (LRJSP).

 

asc-blog

imagen

Ambas disposiciones constituyen una gran reforma del ordenamiento jurídico público, hasta ahora regulado en una única norma compleja (LRJPAC), que pasa a articularse en dos normas distintas: ocupándose la primera (LPAC) de las relaciones «ad extra» y, la segunda (LRJSP), de las relaciones «ad intra» de las Administraciones Públicas.

Las novedades introducidas por la Ley 39/2015 (LPAC) se centran, principalmente, en la regulación de lo que atañe a la Administración electrónica, la introducción de una tramitación simplificada del procedimiento administrativo, así como ciertas modificaciones en lo que se refiere al cómputo de plazos, entre otras.

En este artículo vamos a centrarnos en los principales cambios en materia de cómputo de plazos. Si quieres saber más sobre las novedades introducidas por la LPAC y la LRJSP, visita este artículo (enlace a otro artículo que te enviaremos).

¿QUÉ HA CAMBIADO?

 

Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común (LRJPAC)

Artículo 48. Cómputo.

  1. Siempre que por Ley o normativa comunitaria europea no se exprese otra cosa, cuando los plazos se señalen por días, se entiende que éstos son hábiles, excluyéndose del cómputo los domingos y los declarados festivos.

 


Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPAC)

Artículo 30. Cómputo de plazos.

  1. Salvo que por Ley o en el Derecho de la Unión Europea se disponga otro cómputo, cuando los plazos se señalen por horas, se entiende que éstas son hábiles. Son hábiles todas las horas del día que formen parte de un día hábil.

Los plazos expresados por horas se contarán de hora en hora y de minuto en minuto desde la hora y minuto en que tenga lugar la notificación o publicación del acto de que se trate y no podrán tener una duración superior a veinticuatro horas, en cuyo caso se expresarán en días.

  1. Siempre que por Ley o en el Derecho de la Unión Europea no se exprese otro cómputo, cuando los plazos se señalen por días, se entiende que éstos son hábiles, excluyéndose del cómputo los sábados, los domingos y los declarados festivos.

 


1. EL CÓMPUTO DE PLAZOS POR HORAS

El artículo 30 introduce varias innovaciones en la materia. La primera novedad se concreta en el cómputo de plazos por horas, el cual no se encontraba previsto en la aún vigente LRJPAC. Así, se establecen como hábiles todas las horas del día que formen parte de un día hábil.

Además, los plazos expresados por horas no podrán exceder de veinticuatro horas, pues en ese caso deberán expresarse en días.

2. EL SÁBADO, DÍA INHÁBIL

La segunda novedad introducida por la LPAC se refiere a los plazos señalados por días, en los que, a partir de su entrada en vigor, se excluirán los sábados, los cuales antes se incluían dentro de la categoría de días hábiles. Esto conlleva que, en casos en los que el plazo finalice en sábado, se entenderá prorrogado al día hábil siguiente, es decir, al lunes siguiente.

Mediante esta modificación normativa, se ha unificado el criterio relativo al cómputo de plazos de los procedimientos administrativos y contencioso-administrativos. Asimismo, se ha equiparado dicho criterio al previsto para el orden jurisdiccional civil, que también prevé el sábado como día inhábil.

Es importante conocer estas alteraciones de la norma, pues en la práctica son elementos que debes tener en cuenta en tus relaciones con la Administración Pública.

3. CÓMPUTO DE PLAZOS EN LOS REGISTROS

Otra importante novedad incluida en la nueva LPAC es a regulación pormenorizada de la llamada Administración electrónica. A través de ella, el legislador ha querido dotar a la Administración Pública, y a nuestras relaciones con ésta, de una mayor celeridad, por lo que ha otorgado preferencia a la tramitación por vía electrónica, estableciendo incluso situaciones en las que el administrado tiene la obligación de comunicarse con ella a través de medios electrónicos.

En lo que respecta al cómputo de plazos, la LPAC posibilita que podamos presentar documentos en el registro electrónico todos los días del año durante las veinticuatro horas, si bien en el caso en el que presentemos un documento vía electrónica en un día inhábil, éste se entenderá presentado en la primera hora del primer día hábil siguiente.

 4. NUEVOS MOTIVOS DE SUSPENSIÓN DE PLAZOS

  1. El transcurso del plazo máximo legal para resolver un procedimiento y notificar la resolución se suspenderá en los siguientes casos:

a) Cuando una Administración Pública requiera a otra para que anule o revise un acto que entienda que es ilegal y que constituya la base para el que la primera haya de dictar en el ámbito de sus competencias, en el supuesto al que se refiere el apartado 5 del artículo 39 de esta Ley, desde que se realiza el requerimiento hasta que se atienda o, en su caso, se resuelva el recurso interpuesto ante la jurisdicción contencioso administrativa. Deberá ser comunicado a los interesados tanto la realización del requerimiento, como su cumplimiento o, en su caso, la resolución del correspondiente recurso contencioso-administrativo.

b) Cuando el órgano competente para resolver decida realizar alguna actuación complementaria de las previstas en el artículo 87, desde el momento en que se notifique a los interesados el acuerdo motivado del inicio de las actuaciones hasta que se produzca su terminación.

c) Cuando los interesados promuevan la recusación en cualquier momento de la tramitación de un procedimiento, desde que ésta se plantee hasta que sea resuelta por el superior jerárquico del recusado.

Junto a los motivos de suspensión de plazos establecidos por la LRJPAC, la LPAC establece que el plazo máximo legal también podrá suspenderse: cuando exista un procedimiento no finalizado en el ámbito de la UE que condicione el contenido de la resolución de que se trate; y cuando sea indispensable la obtención de un previo pronunciamiento por parte de un órgano jurisdiccional.

Asimismo, el apartado segundo del citado precepto establece tres situaciones en las que el plazo máximo legal deberá suspenderse de forma preceptiva:

¿Tienes alguna duda sobre los plazos establecidos por la Administración?

En ASC Consultores Asociados te ofrecemos un asesoramiento completo en tus relaciones con la Administración Pública. Consultanos.

 

 

                                                                                                       Sandra Amorós Alfaro.

                                                                      Dpto. Jurídico ASC Consultores Asociados.

Sin comentarios

Publicar un comentario